En todas las policlínicas de la capital cubana el Heberprot-P

En las más de 80 policlínicas de la provincia de La Habana, se aplica el Heberprot-P, producto cubano único de su tipo, para los pacientes con ulceras del pie diabético.

Para realizar esta acción fue necesario capacitar y diplomar a médicos, enfermeras de la familia y podólogos con el propósito de acercar este servicio a las comunidades capitalinas, hacer un uso correcto del fármaco y evitar la transportación de estas personas enfermas hacia los hospitales.

El medicamento desarrollado por científicos cubanos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, del Polo Científico de La Habana y especialistas del Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular es la única alternativa para prevenir las amputaciones de las extremidades inferiores en diabéticos, la que se ha reducido hasta la fecha, en un dos por ciento.

Pacientes de los municipios de Playa, Habana Vieja, Centro Habana y 10 de Octubre, refirieron que gracias a este producto pudieron salvar sus extremidades inferiores y mejorar su calidad y estilos de vida.

Jorge Osorio, residente en Playa, explicó que el medicamento es excelente, pero las manos de las enfermeras que lo trataron hicieron el componente ideal para salvar su pie.

Yo hacía todo lo que el médico me orientaba, pero la lesión estaba fea, exclamó Juan Linares, vecino de Centro Habana, quien afirmó que al aplicarse el medicamento, la ciencia cubana salvó una parte de su cuerpo, es muy duro saber que puedes perder algo tuyo, acotó.

El Heberprot-P, fue objeto de un largo proceso de investigación y ensayos clínicos para validar sus resultados y en la actualidad se encuentra en todas las unidades de salud de la isla caribeña; este liofilizado, tiene como principio activo, el factor de crecimiento humano recombinarte y su aplicación es local mediante inyección intra y perilesional.

La alta efectividad del Heberprot-P en la cicatrización de úlceras en pies de personas con diabetes ha sido reafirmada durante los últimos cuatro años de su aplicación y cerca de seis mil pacientes en la Mayor de las Antillas, así como enfermos de esta afección de varios países del orbe, han mejorado su calidad de vida y comportamientos.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*