Desarrolla Cuba acciones a favor del envejecimiento poblacional

 

La Habana. – El  acelerado proceso de envejecimiento poblacional  en Cuba ha sido motivo de reflexión y análisis sobre  los retos a que se enfrenta el sector salud a partir de esta causa.

Varios autores definen a la población como la asociación de personas que se autoreproducen y desarrollan actividades propias de su cotidiano bregar, en los  diferentes ambientes sociales, laborales y familiares, en los cuales se vinculan.

Según estudios  realizados por profesionales en distintas ramas del saber,  la tendencia al envejecimiento provoca una serie de consecuencias para la familia,  el sector salud, los servicios en general y para la fuerza de trabajo, así como para  las acciones que se derivan,  con vistas a  atenuar los efectos negativos que provoca el proceso de envejecimiento,  no considerado a tiempo y en toda su magnitud.

El envejecimiento en la mayor de las antillas  ha impuesto  nuevos retos para el sistema de salud, el cual considera que lo más importante  es continuar mejorando cualitativamente la salud de estas personas y no la longevidad de este segmento poblacional,

En la actualidad el país  se encuentra entre las naciones  de América Latina y el Caribe  más envejecidas y según las estimaciones del Centro Latinoamericano de Demografía (CELADE) para el 2025, Barbados y Cuba  estarán en más de un 17,6  por ciento de envejecimiento respectivamente,  le sigue Uruguay con 11.

El sistema de salud cubano se caracteriza por la búsqueda sistemática  de la equidad, la efectividad y la eficiencia de los servicios, aspectos claves que se pueden alcanzar,  basados fundamentalmente,  en los principios de “Salud para todos” y de forma gratuita.

Para lograr que la población de la  tercera edad goce de una adecuada calidad de vida,  debe brindársele  especial atención a los factores de riesgo de las principales enfermedades trasmisibles y no trasmisibles, así como proporcionarles  seguridad económica,  material,  social y familiar.

Es  muy importante la preparación de los jóvenes para lograr que sus relaciones con la población adulta se base en el respeto, la tolerancia, su asimilación y apoyo, en tal   sentido se requiere de un trabajo educativo sistemático y donde se involucren diferentes sectores sociales, fundamentalmente, maestros y profesores de los distintos niveles de enseñanzas del país.

El sector salud deberá incorporar al Programa de Atención Integral  del Adulto Mayor,  acciones muy puntuales que favorezcan la  atención asistencial  y servicios de excelencia para  garantizar mayor y mejor calidad de vida a los ancianos, así como  propiciar  su participación integral en la sociedad.

Entre los  aspectos centrales del programa, está priorizado el perfeccionamiento del trabajo en la atención primaria, y otras alternativas no institucionales con la participación comunitaria e intersectorial y los equipos  multidisciplinarios para la atención geriátrica,  con vistas a garantizar la permanencia de los ancianos en su entorno familiar y social.

Otras de las acciones del programa, es lograr el incremento  de  las casas y círculos de abuelos, así como proveer de recursos materiales  y humanos a estas instituciones para garantizar mejor nivel de atención a los adultos mayores.

Cuba se enfrentará en los próximos años a profundos cambios en su estructura por edades,  a consecuencias del mantenido descenso de la fecundidad y  la ganancia que representa  la esperanza de vida al nacer, por tanto,  deberá aumentar también  los servicios de salud para la tercera edad y las   estrategias que garanticen la reducción de la mortalidad a partir del cuidado de la salud de los ancianos.

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*