Archivo por meses: Agosto 2013

Cuba entre los primeros países del mundo, por una lactancia materna exclusiva

Cuba se sitúa entre los primeros países del mundo con un 48,6 por ciento  de lactancia materna, lo que significa que uno de cada dos niños cubanos menores de seis meses, recibe  lactancia materna exclusiva, explicó el Doctor Pablo Roque Peña, Coordinador Nacional del Programa de la Lactancia Materna.

Destacó  que con 13 años de experiencias en la aplicación del Programa Nacional de la Lactancia Materna, estos resultados se deben a cambios de percepción y de conocimientos de la madre y los familiares del bebé,  tema muy difícil, porque no se transforma el pensamiento de las personas de un día para otro.

Puntualizó  Roque Peña,  que en el mundo se clasifican loa países,  según el por ciento de lactancia materna.

Las naciones de  más de un 40 por ciento de lactancia materna, las que están entre 20 y 40 y por debajo del 20  por ciento. La Isla caribeña se encuentra en más de 40, por lo que tienen una posición  privilegiada.

Por último señaló el coordinador nacional del programa Nacional  de la Lactancia Materna, que la mayor aspiración de de Cuba, es llegar a más de un 60 ó 70  por ciento de lactancia materna exclusiva, ahí es donde se obtienen los mejores resultados.

Sin dudas, los banco de leche humana han favorecidos de manera artificial  la lactancia materna, sobre todo para los prematuros o menos de Mil 500 gramos,  lo que le da un impacto tremendo al programa de la lactancia materna.

El país cuenta con siete bancos de leche Humano, distribuidos en algunas provincias del país, uno de ellos en  La Habana, cinco en la parte oriental y en Pinar del Río.

Para extender los bancos al resto el país, el Sistema de Salud cubano desarrolla varias alternativas, pues este proceder es muy costoso  y se necesitan de un componente económico importante.

En las décadas de los 80 y 90,  Cuba  contaba  con bancos  de leche humana  cruda, los cuales no recibía tratamiento, a partir de la epidemia VIH/sida,  cambió la forma.

Con el  desarrollo tecnológico de la leche humana,  la cual  se pasteuriza se le puede dar el alimento a todos los recién nacidos que lo necesiten, sin temor de una trasmisión del virus.

Se celebra en La Habana, jornada por la lactancia materna

Con el lema,  Apoyo a las madres que amamantan, cercanos continuos y oportunos, se celebra en  la capital cubana, así como en el resto del país, la Jornada por la Lactancia materna.

El doctor Pablo Roque Peña Coordinador  Nacional del Programa de la Lactancia Materna, explicó que no se debe continuar dándole vida al biberón y al tete de los recién nacidos, pues la leche materna es un alimento completo con los nutrientes necesarios para inmunizar al bebé y alimentarlo.

El especialista elogió el trabajo realizado por los médicos y las enfermeras de la atención primaria de salud,  así como las organizaciones de masas, sobre todo,  la Federación de Mujeres Cubanas, en la  provincia de Pinar del Río, donde casi se ha eliminado el tete y el biberón para los infantes, alimentando al bebé con la leche materna exclusiva  hasta los seis meses.

Recordó Roque Peña,  que el niño debe de estimular  la mama para que produzca leche, por tanto,  no es necesario el tete ni el  biberón.

Puntualizó que se han declarados en la Isla,  más de una veintena de municipios, con la condición  Amigos del niño,  la niña y de la madre, así como,  en otros caos,  se ha ratificado la condición.

Especial reconocimientos a los hospitales maternos  Ramón González Coro y Eusebio Hernández, ambos ubicados en la capital, por mantener esta condición y lograr una tasa de mortalidad infantil por debajo de dos, por cada mil nacidos vivos.

Destacó que Cuba se sitúa entre los primeros países del mundo con un 48,6 por ciento  de lactancia materna, lo que significa que uno de cada dos niños cubanos menores de seis meses, recibe  lactancia materna.

Por último señaló el coordinador nacional del programa de la Lactancia Materna, que la mayor aspiración de de Cuba, es llegar a más de un 60 ó 70  por ciento de lactancia materna exclusiva, ahí es donde se obtienen los mejores resultados.

Sin dudas, los banco de leche humana han favorecidos de manera artificial  la lactancia materna, sobre todo para los prematuros o por debajo de   Mil 500 gramos,  lo que le da un impacto tremendo al programa de la lactancia materna.

El país cuenta con siete bancos de leche Humano, distribuidos en algunas provincias de la mayor de las Antillas, uno de ellos en  La Habana, cinco en la parte oriental y en Pinar del Río.

Para extender los bancos al resto el país, el Sistema de Salud cubano desarrolla varias alternativas, pues este proceder es muy costoso  y se necesitan de un componente económico importante.

En las décadas de los 80 y 90,  Cuba  contaba  con banco de leche humana  cruda que no recibía tratamiento y  a partir de la epidemia VIH/sida,  cambió la forma.

Con el  desarrollo tecnológico,  la leche humana  se pasteuriza y en esta forma  se le puede suministrar  el   alimento a todos los recién nacidos que lo necesiten, sin temor de una trasmisión del virus.

Múltiples actividades se han desarrollado en los territorios habaneros por la jornada de la lactancia materna, con vistas a  estimular a las madres y los  familiares del bebé, una lactancia materna exclusiva

.El acto provincial por la efemérides  se realizará en el teatro del hospital materno de 10 de Octubre, pionero en  la creación del  banco de leche materna.

Muestra la capital cubana una tasa de mortalidad infantil de 3,7, la más bala de la historia

La capital cubana  muestra en lo que  va de año, una tasa de mortalidad infantil de 3,7 por cada Mil nacidos vivos,  la más baja de la historia, explicó el doctor Mario Bárbaro Pérez Álvarez, jefe del Programa de Atención Materno Infantil.

Destacó el especialista que lo más importante es el esfuerzo de todo el personal de la salud, vinculados directa o indirectamente con el proyecto.

Puntualizó que la labor del médico,  la enfermera de la familia  y el equipo básico de salud de cada territorio habanero,  son fundamentales, pues  ellos tienen la máxima responsabilidad durante el embarazo de la gestante, dándole seguimiento hasta el término.

Recordó que obstetras, ginecólogos, neonatólogos, el personal para  médico y especialistas de los hogares maternos de las diferentes  localidades de la urbe citadina, así como los trabajadores del Sistema de Urgencia Médica (SIUM), nefrólogos, urólogos y hematólogos  entre otros,   hicieron posible este logro.

Merecido reconocimiento al personal de enfermería de la provincia de La Habana, y especialmente a los servicios de neonatología de los hospitales maternos Eusebio Hernández, ubicado en el territorio de Marianao y Ramón González  Coro  en Plaza de la Revolución.

En la mayoría de los 15 municipios habaneros que integran la capital se logró  una tasa de mortalidad infantil  por debajo de dos y  muy pocas localidades llegaron a  tres por cada Mil nacidos vivos.

Logra el habanero municipio de  La Lisa, una tasa de mortalidad infantil de 1,5 por cada Mil nacidos vivos.

El Programa Materno Infantil se desarrolla favorablemente en la localidad de La Lisa, al oeste de la capital cubana, explicó el doctor Luis Feble Tadio, especialista en ginecología y obstetricia y asesor municipal.

Destacó que este territorio cuenta con indicadores muy buenos en este proyecto, y en lo que va de año se  logró una tasa de mortalidad infantil de 1,5 por cada Mil nacidos vivos, cifra que está muy por debajo de la que obtuvo La Habana, así como el índice de bajo peso al mecer, 3,8, mientras que la capital se sitúa en 5,2.

Recordó el especialista que gracias a la célula básica en la atención primaria de salud, la cooperación de las organizaciones de masas,  Comité de Defensa de la Revolución (CDR) y  la Federación  de Mujeres Cubanas (FMC), el gobierno local y el partido,  así como el apoyo de los familiares de las embarazadas y la exigencia y el control sobre las futuras mamás, fue posibles estos resultados que tiene en la actualidad el territorio liseño.

Exhibe la zona de Punta Brava, municipio de La Lisa, una tasa de mortalidad infantil de Cero

En el área de salud Pedro Fonseca, consejo popular de Punta Brava, el cual pertenece al territorio liseño, logró una tasa de mortalidad infantil de CERO, gracias al esfuerzo de los médicos y las enfermeras de la familia, así como del personal para médicos y especialistas de los hogares maternos de ese municipio.

En La habana, nacen trillizas con muy bajo peso

 

Salomé, Selena Y Sofía, nacieron el 20 de junio del 2013,  en el Hospital Materno  Eusebio Hernández,  centro de referencia de bajo peso al nacer, ubicado en el habanero municipio de Marianao.

Las  trillizas tenían un peso aproximadamente,  por debajo  de Mil 500 gramos, cada una, después de un mes, la mayor, Salomé, pesa  cuatro libras y las restantes sobrepasan las tres.

Maitté Lamadrid Martínez, madre de las recién nacidas,  explicó que no es difícil identificarlas, a pesar de que son iguales, pero por el peso y tamaño, logra reconocerlas.

Maitté tiene 34 años y reside en el capitalino territorio de Boyeros, es ama de casa y ya tiene un hijo de 10 años de edad.

Puntualizó  Maitté que al recibir la noticia del embarazo y sus características  por el médico de la familia,  estuvo un  buen tiempo sin hablar, el padre de las trillizas,  aún está sorprendido, no pensó  que esto le pudiera suceder.

Hoy  todos los familiares de las pequeñinas  están súper contentos y tiene confianza de la ayuda que les brindará el estado cubano y la atención primaria de salud.

Salomé, Selena y Sofía aún están recibiendo las atenciones especiales  que requieren los bajos pesos al nacer, en una de las salas del centro asistencial, hasta lograr el peso ideal.

El bloque económico y financiero de los Estados Unidos contra Cuba, por más de 50 años, no ha podido impedir que las  niñas Salomé, Selena y Sofía nazcan y se salven,   gracias a los avances tecnológicos que existen en la Isla caribeña, la voluntad y el esfuerzo  de los médicos,  las enfermeras, especialistas y neonatólogos del hospital Eusebio Hernández, centro  de referencia de bajo peso al nacer del país.