Archivo por meses: Junio 2014

¿Fumar es un placer?…, No, una adicción

índice     FOTO DOSPor Elizabeth Martínez Izquierdo

Solo me preguntó, si tenía fosforo para encender su largo cigarro con filtro, que exhibía en la mano derecha, como una carta de triunfo. Al instante varias muchachas se acercaron para realizar la misma acción, pero esta vez,  del cigarro ya ardiente.

índice

Recorrí con la vista el espacioso patio de la Universidad de La Habana, ubicada en el habanero municipio Plaza de la Revolución,  y sentados en  bancos bajo los árboles, observando el paisaje o memorizando lo que   pronto iban a examinar, más de una veintenas de estudiantes  de las diferentes especialidades que allí se imparten, exhalaban el humo de sus cigarros con gran satisfacción y alboroto, pues dentro de unos minutos se iniciaban las pruebas correspondientes al calendario.

Para no llegar a conclusiones falsas, continúe el recorrido, y en cada grupo que visualicé  habían entre  cinco y  ocho jóvenes de ambos sexos fumando, cada un segundo se llevaba el cigarro a la boca, algo nerviosos.

La situación estaba clara, la idea inicial por la cual visitaba el centro de altos estudios se desboronaba antes de preguntar, a los ejecutivos de las  direcciones de cada facultad,  cómo se cumple el programa contra el tabaquismo o sencillamente cuáles acciones se desarrollan para prevenir enfermedades malignas  asociadas al hábito de fumar.

Es cierto que en las aulas, pasillos, departamentos y áreas comunes hay colocadas  varias señalizaciones que indican “prohibido fumar”,  pero la cuestión no es esa. Lograr  que cada estudiante asuma la percepción de riesgo y el daño que produce el cigarro para la salud, es  premisa muy importante para prevenir diferentes tipos de afecciones  asociadas al hábito.

Afortunadamente no son todos los educandos los que aspiran un cigarrillo, pero si una buena parte de  ellos.

El Programa Nacional de control y  prevención del Tabaquismo, está colegiado para que participen profesores, maestros y funcionarios del Ministerio de Educación en los diferentes niveles de enseñanzas, de las organizaciones de masas y de las Administraciones Centrales del Estado, así como entidades y unidades del Ministerio de Salud y sus dependencias, entre otras. Sin embargo este no funciona al ciento por ciento,  o no se aplica con la intencionalidad que requiere el tema.

Según datos registrados en el Centro Nacional de Promoción y Educación para la Salud, la prevalencia de la adicción se incrementa en un diez por ciento, en jóvenes y adolescentes, todos residentes en la capital cubana.  

La juventud cubana, protagonista de innumerables hazañas, en un proceso revolucionario, no debe de llenarse de humo, es preciso cuidar de la salud con ideas inteligentes y sanas para luego sumarte a la acción y votar por no fumar.