En La Habana incrementan acciones de control por vectores

aedes aegypti

Por Elizabeth Martínez Izquierdo

El Sistema de Salud cubano  ratifica la necesidad de intensificar la lucha antivectorial, que se desarrolla en la capital.

En tal sentido  se hace imprescindible que en las  viviendas  y centros  laborales de los territorios habaneros  se garanticen las acciones necesarias para eliminar los posibles criaderos de los insectos Aedes Aegypti y  albopictus, ambos  perjudiciales  para la salud de la población.

Las enfermedades más frecuentes que potencialmente pueden ser transmitidas por Aedes Aegypti y  albopictus,  están relacionadas con el Dengue, la fiebre amarilla, la encefalitis equina del este y la de California, a las que se agregan otras fiebres víricas transferidas por artrópodos.

El Chikungunya es un virus que se transmite al hombre por la picadura de los mosquitos  Aegypti y  albopictus infestados (ambos presentes en el país).

Los síntomas del padecimiento aparecen después de un periodo de incubación de forma abrupta.  Fiebre alta, dolores   de cabeza, musculares y articulaciones con  ligeras inflamaciones a ese nivel  y erupción en la piel. Durante la fase crónica de la afección se incluye la  fatiga y depresión

La mayoría de los pacientes se recuperan totalmente, pero en algunos casos persiste el daño en las articulaciones, de manera crónica.

Las complicaciones serias no son frecuentes, en el caso de los adultos mayores, niños y mujeres embarazadas, pero hay que tener presente las indicaciones del médico así como el tratamiento, el cual se concentra en aliviar los síntomas.

Las acciones por parte de la población para el control de ambos insectos, debe ser sistemática sobre todo,  el autofocal familiar  para eliminar posibles focos del vector y garantizar salud para todo.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*