Alzhéimer, reto de los médicos cubanos

Por Elizabeth Martínez Izquierdo

índice alzheimer 2El  Alzhéimer en la Mayor de las Antillas, no solo afecta a la persona que la padece sino también repercute de manera muy importante en la familia.

Los familiares son cuidadores que de forma mayoritaria se hacen cargo de la atención de estos enfermos con una dedicación de 24 horas

El impacto que sobre la sociedad tiene el envejecimiento progresivo de la población cubana  reviste gran importancia y  en la isla caribeña representa el 16 % de la población, pronosticándose un 21,6% para el 2025.

En Cuba la expectativa de vida alcanza los 78 años para el sexo masculino y el femenino 80,  hecho que  obliga a enfrentar  los problemas médicos habituales de los ancianos con demencia con urgencia.

La demencia tema dedicado al Día Mundial del Alzhéimer, es una  enfermedad del cerebro, generalmente de naturaleza crónica o progresiva. Se caracteriza por un déficit de múltiples funciones, deterioro en el control emocional y en el comportamiento social o de la motivación.

La demencia de Alzhéimer constituye el tipo más frecuente de perdida de la memoria y  ha sido denominada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la epidemia del siglo”, constituye una prioridad en relación con la Salud Mental.

En Cuba, padecen la enfermedad de Alzheimer o una demencia relacionada aproximadamente 100 000 personas. Más del 90 % de los casos se desarrolla después de los 65 años, con una prevalencia que se duplica cada década sucesiva de la vida.

El 90 % de los cuidadores de personas con Alzhéimer  pertenecen generalmente al sexo femenino, la esposa, hija u otro familiar cercano y que en muchas ocasiones interrumpe su trabajo por el cuidado del enfermo.

Esta afección es particularmente devastadora  no solo por el deterioro progresivo de la persona que la padece, sino también por el impacto en la familia.

La prestación de cuidados no acostumbra a repartirse por igual entre sus miembros de la familia, sino que existe una “cuidadora principal”, sobre la que recae la mayor responsabilidad,    necesidades básicas y psicosociales del enfermo.  Además, estas personas en muchas ocasiones tienen que interrumpir su ritmo habitual y limitar su vida social, lo que  repercute negativamente  en su salud.                                                    índice alzheimer 11

Diferentes acciones se desarrollan en las 82 áreas de salud que integran la capital, con vistas a prevenir la afección  desde la atención primaria vinculando los pobladores a las actividades de promoción de salud.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*