Ofrecen servicios rehabilitación pediátrica, hospital Julio Díaz de La Habana

Por Elizabeth Martínez Izquierdo

El hospital de rehabilitación Julio Díaz,  ubicado en el habanero municipio de Boyeros, brinda atención médica a los niños y niñas con discapacidad, desde su nacimiento hasta los18 años de edad.

Estos servicios se relacionan con las diferentes enfermedades que presentan los infantes, acciones que le corresponde controlar al Dr. Eduardo Dun García, jefe de la asistencia pediátrica en rehabilitación.

Periodista ¿Cuáles son las afecciones más frecuentes en los pequeños?

Eduardo Dun García “Enfermedades del sistema nervioso central, del soma (sistema osteoarticular), padecimientos genéticos y también otras dolencias que no corresponde a este grupo, pero sí pudieran ser  daños cognitivos para los cuales el centro asistencial desarrolla algunos programas con nuevas tecnologías para el procedimiento y luego su recuperación”.

P ¿Qué nuevas tecnologías se aplican en el hospital?

EDG “Recientemente se logró instalar un laboratorio de análisis de  marcha y movimiento, preparado para los trastornos concernientes a la sedestación (sentarse), bipedestación (parado o erguido sobre los pies) y para el entrenamiento de la marcha de los niños con discapacidad”.

EDG “Existe un espacio muy importante dentro de la clínica  denominado áreas terapéutica Esnobly, tecnología que ayuda a tratar a los pequeños con deficiencias de algunos órganos sensoriales y daños cognitivos, con  buenos resultados”.

P ¿Cuántos niños se atienden en el centro asistencial?

EDG “Tenemos un total de 84 infantes en régimen de hospitalización y cerca de 40 que acuden a consultas externas”.

P ¿Cómo evolucionan?

EDG “En dependencia de las enfermedades que tengan, pero si se garantiza que la calidad del tratamiento que reciben sea el mejor”. “En algunos casos la discapacidad es muy severa y se dificulta la incorporación a la sociedad”.

EDG “En estos casos tratamos de trabajar también con la aceptación de los padres ante la invalidez de su hijo, con la finalidad de mejorar el estado funcionar y su calidad de vida, a pesar de las limitaciones que tiene el niño”.                                     

P ¿Qué siente usted cuando rehabilita a un menor?

EDG “Siento que tenemos un equipo de excelentes rehabilitadores, capaces y comprometidos con el paciente y la sociedad, en virtud de mejorar la calidad de vida y bienestar de las personas con discapacidad”.

P Aunque no existen cifras definidas para el tiempo de  recuperación del enfermo, pues depende del diagnóstico y los pronósticos de cada paciente, los especialistas trabajan en base a estas situaciones y el equipo completo les brinda la información necesaria a los padres.

P Los familiares pueden enfrentar la discapacidad de su descendencia y facilitar la asimilación de las tareas de una manera mucho más productiva y en beneficio del restablecimiento del infante.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*