Incluyen lactante de tres meses en ensayos clínicos, por vez primera en La Habana

Por Elizabeth Martínez izquierdo

 

El rostro de la investigadora habanera reflejaba satisfacción, al narrar en breves palabras, la confianza de los padres en los científicos cubanos y en la seguridad del candidato vacunal conjugado heptavalente, contra siete serotipos más importantes de neumococo.

Es la primera vez en la capital, que se realiza ensayos clínicos con  población pediátrica tan pequeña (tres meses de vida), afirmaba la especialista Dagmar García, directora de investigaciones del Instituto Finlay de vacunas.

Ya se había experimentado en la ciudad pruebas con bebes de siete meses, pero en esta oportunidad la reacción de los familiares de incluir a los críos en los tanteos, constituye algo muy novedoso e importante, precisó la doctora.

Impacto en la capital

Los ensayos clínicos necesitan de convocatorias para incluir a los bebes en estas ilustraciones y es muy importante que los capitalinos conozcan del aviso, aseguró.

El proceso estrictamente regulado por las buenas prácticas clínicas  incorpora a los infantes que cumplen los criterios de inclusión establecidos por el examen y sin dudas, es la oportunidad para demostrar que la vacuna es eficaz en lactante y su posterior inserción en el esquema de inmunización del país.

Los infantes se conducen al  hospital pediátrico docente Juan Manuel Marques, en el municipio de Marianao, momento propicio para brindar toda la información relacionada con los beneficios y algunos riesgos normales asociados a las reacciones adversas de la vacuna y es decisión del padre incluir  o no a su hijo, destacó.

Se trata de un producto de elevada complejidad que requiere de  periodos de tiempo prolongados (más de 10 años),  para demostrar su seguridad preclínica y establecer una tecnología de producción que cumpla con buenas prácticas de fabricación, así como el manejo de un número importante de ensayos clínicos, los cuales han permitido aportar las evidencias, seguridad y eficacia del candidato contra las infecciones con neumococo, dijo la especialista.

Primeros en recibir la dosis.

La población diana inicial para la introducción de la vacuna en el país, serán los infantes de preescolar y posteriormente los lactante de la isla.

Inmediatamente que se aplique este tipo de inmunización, explica García, comenzará una reducción de las enfermedades causadas por este agente bacteriano, lo que posibilitará la disminución de  aquellos padecimientos que tanto afectan a los niños y niñas como la neumonía, la meningitis, las otitis medias y la sepsis, que en algunos casos puede llegar a complicaciones serias para la vida del pequeño.

Novedosa estrategia cubana.

Es muy interesante porque este proyecto se desarrolló de forma diferente, se incluyeron primero los chicos y después lactantes (estrategia cubana), apuntó García.

Este tipo de inoculación en el mundo se implantó primero en lactantes, para lo cual se necesita un periodo de tiempo mayor, con vistas a demostrar las evidencias clínicas.

Y porque demorar el impacto de salud en Cuba, si existe  la posibilidad de vacunar primero a los niños, ya que es más fácil conducir los ensayos clínicos y las evidencias pueden aparecer más rápido en el tiempo, acotó.

 Próxima campaña de vacunación

Sin dudas la próxima introducción de inmunización en el país, será la vacuna conjugada contra el neumococo, en el momento que esté lista.

La población cubana tiene que saber que hay una intensión importante por parte del Ministerio de Salud Pública, en alianza con la Industria Biotecnológica, de concluir en el más corto tiempo este candidato vacunal, concluyo la especialista.

Todavía el producto está en la fase de investigación clínica, ultimando los estudios en la población pediátrica preescolar e iniciando las pesquisas clínicas en la urbe de pequeñuelos.

Este tipo de vacuna ya está comercialmente en el mundo producidas por otras trasnacionales y el impacto salud es evidente.

Sin dudas constituye una herramienta vital para el proyecto de vacuna cubana contra el neumococo y  será como instrumento de trabajo para el resto de los productos introducidos en el país, mediante la industria biofarmacéutica, en el caso del Instituto Finlay.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*