Aceptable situación epidemiológica en el habanero municipio Playa

Por Elizabeth Martínez izquierdo

La labor de la fuerza juvenil del trabajo ha sido decisiva en la campaña antivectorial del territorio de Playa. El apoyo de estos jóvenes y la cooperación de los habitantes que integran las nueve áreas de salud, permiten hoy, una situación epidemiológica aceptable, con índice de infestación de 0,2 al concluir el mes de mayo.

Es innegable la disciplina y el esfuerzo que realizan los  muchachos y las muchachas para  lograr disminuir los focos del mosquito Aedes Aegypti, explicaba satisfecho el doctor Gilberto  Molina Sánchez, director municipal de salud, en playa.

Periodista: ¿Cómo valora usted el trabajo de los operarios de vectores?

Gilberto Molina Sánchez: “Las actividades desarrolladas por los integrantes del Ejercito Juvenil del Trabajo (EJT), es muy beneficiosa a pesar de la poca experiencia que tienen en esta faena, han sido muy receptivos y cumplidores en  el tratamiento focal o adulticida de los locales y las viviendas”. “Esta acción constituye la más importante en la campaña, porque permite destruir los  criaderos  del insecto”.

P: ¿Logran los jóvenes resultados efectivos en las manzanas con alta focalidad?

GMS “Con la destrucción del foco y del larvario, disminuye el índice de infestación que en la actualidad se mantiene estable en las zonas reiterativas,  gracias al quehacer cotidiano y compromiso de los soldados del (EJT), en alcanzar resultados favorables en la lucha antivectorial.

P: ¿Los nueve policlínicos de esta demarcación tienen la misma situación?

GMS “Sí correcto, las nueve zonas  tienen estabilidad epidemiológica aceptable y el municipio en sentido general”.

“Es cierto que la labor de ellos es decisiva, pero el control de los salubristas es indispensable, acompañarlos en cada momento, conversar con los pobladores de la necesidad de atender a los muchachos, que les permitan hacer su trabajo e inspeccionar las viviendas”. “Las indisciplinas sociales dificultan la actividad de revisión e intervención en los hogares, centros laborales y otros espacios”.

Efectuar cada siete días el autofocal familiar, revisar los tanques  bajos y con agua estancada, limpiar azoteas y alrededores de las casas,  forman parte de la higiene infibula y colectiva del barrio.

Reconocimiento especial  a los más de 50 jóvenes y una ventana de jefes de brigadas de la fuerza juvenil del trabajo, quienes realizan acciones de vigilancia e  higienización en el municipio playa, con vistas a obtener  mejores resultados en la campaña antivectorial.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*