Archivo por meses: Enero 2019

Graduados nuevos técnicos de enfermería en La Habana

Por Elizabeth Martínez izquierdo

Más de 500 nuevos técnicos en enfermería, egresados de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana,  recibieron sus títulos de graduados en la sala Avellaneda del Teatro Nacional, recientemente.

Con esta promoción se nutren los servicios en las diferentes áreas de salud de la capital, con vistas a mejorar la calidad de vida de la población y la atención integral a grupos etarios.

La máster en Ciencias Yoira Vega Peña,  Decana de la Facultad de Enfermería Lidia Doce, al caracterizar este curso, resaltó que en septiembre del 2015 iniciaron sus estudios un total de 639 alumnos procedentes de las secundarias básicas de la ciudad, de los cuales culminaron los saberes 551 para un 86.3 % de promoción, superior a la anterior matrícula.

Por su parte Jorge Luis Rosales González, Mejor graduado de la facultad de ciencias médicas Finlay-Albarrán y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana en esta promoción, dijo en nombre de todos los titulados que reafirman el compromiso de elevar el prestigio de la profesión y convocó  a los integrantes de la  promoción, a dar un sí por Cuba el próximo 24 de febrero con el voto revolucionario por la Constitución.

Las palabras centrales del acto estuvieron a cargo del profesor y doctor Luis Alberto Pichs García, Rector de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, quien destacó que la graduación supera a las precedentes para este tipo de formación, no solo números sino también por los resultados alcanzados cualitativamente en el desempeño educacional, calidad de las evaluaciones, compromiso laboral y social de sus egresados.

Los exhortó a apoyar al hermano pueblo de la República Bolivariana de Venezuela ante los intentos injerencistas de los Estados Unidos y otros países lacayos de Latinoamérica.

Manifestó su confianza en que sabrán contribuir a engrandecer el sentido humanista que prima al Ejército de Batas Blancas y  como habaneros  a celebrar los 500 años de la Ciudad, así como desarrollar  el máximo esfuerzo en el trabajo diario para garantizar los principales objetivos del Sistema de Salud cubano, e incrementar la calidad y satisfacción del pueblo.

Los jóvenes técnicos prestarán servicios en los diferentes policlínicos y hospitales de la capital.

Lograr credibilidad, reto de doctora cubana en Brasil

Por Elizabeth Martínez izquierdo

“La población de Brasil no confiaba en la capacidad de los médicos cubanos, aún recuerdo sus manitas tocando mi brazo, ella nunca había visto a un médico de cerca, su ojos indicaban desconfianza y temor”, narraba con el rostro apenado, la doctora Yaseny Fabré García, a pesar de la alegría por el recibimiento de sus colegas y familiares al llegar a la Patria.

Periodista: ¿Cuál fue su primera impresión al brindar asistencia médica en las comunidades de Brasil?

YFG: “A la llegada de los colaboradores médicos cubanos a Brasil, la urbe se mostraba desconfiada y no aceptaba a los clínicos, más que un reto para mí con sus adversidades por el idioma, se convirtió en una victoria”. “Lograr asistencia médica con humanismo, solidaridad y amor reconforta, cerró  el camino de las dudas para abrir las puertas de la confianza, la razón de creer en los conocimientos de los médicos cubanos y de los sentimiento más nobles de pacientes que atendí para una mejor calidad de vida”.

P: ¿Cómo mostraste la capacidad y  preparación que la distingue?

YFG: “Personas que nunca habían tenido la oportunidad  de conocer a un médico de cerca y yo les miraba desde de mi corazón, los examinaba y establecía diálogos con mucho cariño hasta lograr el  agradecimiento por curar sus padecimientos y la credibilidad de mis conocimiento como profesional salubrista”.

“Fueron días, meses y años de intenso bregar, los galenos brasileños no examinan al paciente, no les mira a los ojos y mucho  menos les hablan cara a cara”. “Los cubanos nos caracterizamos por ejecutar acciones diferentes con humanismo y respeto”.

“Cuando los vecinos de las colectividades supieron la noticia de la retirada de los médicos cubanos de su país, fue un  momento muy conmovedor, lágrimas se asomaron a los ojos de los brasileños, apretones de manos, abrazos llenos de cariños y la frase no se vaya doctora, ¿quién atenderá a nuestros hijos? “No existen palabras que puedan describir hasta el mínimo detalle la despedida, el adiós de cientos de habitantes que necesitan asistencia médica”.

P: ¿Qué le pareció el recibimiento de sus colegas y del pueblo cubano?

YFG: “Agradecerle mucho a mi Patria en la que me formé, orgullosa de haber nacido en Cuba”.  “Un recibimiento que pienso no merezco, porque mi deber es estar al lado del enfermo y sanar sus dolencias”.

“Siempre seré de la misma forma en cualquier parte del mundo que preste servicios médicos”.

P: ¿Feliz?

YFG: “Muy feliz de estar en Cuba, feliz de estar con mi hijo, mis compañeros, mi familia, feliz de estar en mi tierra, de verdad que sí”.

P: La doctora Yaseny Fabré García, integrante del  Programa Más que Médicos, desarrollado en el gigante suramericano, labora en la actualidad en el policlínico Primero de Enero del habanero municipio Playa y con la misma ternura brinda amor y alivia el dolor ajeno.

Concluirán obras en el hospital González Coro de La Habana

Por Elizabeth Martínez izquierdo

En saludo a la jornada del Trabajador de la Salud y Día de la Medicina Latinoamericana, la dirección del hospital ginecobstétrico Ramón González Coro, se propone terminar un grupo de obras constructivas, explicó el Dr. Rodolfo Enríquez Rodríguez, director de la entidad.

Puntualizó que para el último trimestre del año en curso está previsto concluir el salón de operaciones y de parto, así como la reparación capital del  servicio médico internacional.

Totalmente resarcida y en funcionamiento la sala de cardiología y embarazo, los servicios de preparto y el salón de gestantes con cierto grado de complejidad.

Las actividades de impacto social como reproducción asistida, departamento de rayos equis y área de farmacia, también finalizaron las labores constructivas.

Agregó el director que los servicios de neonatología en el centro asistencial, de  Referencia Nacional  para los infantes recién nacidos de menos de mil gramos, se conservan con acciones de mantenimientos en las estructuras hidrosanitaria, climatización y confort.

En cuanto a los indicadores principales el centro asistencial cerró el primer semestre del 2018 con un total mil 456 nacidos vivos, para una tasa de mortalidad infantil en menor de un año de 2.06 por ciento,  por cada mil nacidos vivos.

Los neonatólogos lograron cerca de 105 nacimientos de menos de mil gramos, para una tasa de mortalidad infantil de 1.44 por ciento.

Los directivos del hospital Ramón González Coro evalúan los indicadores de muy satisfactorios.

En la actualidad el dispensario se encuentra en proceso de certificación para la categoría de Colectivo Moral, por lo cual se valora el trabajo del personal de cada departamento y de las unidades organizativas de la institución, para ratificar la condición.