Archivo por meses: Diciembre 2019

Otorgan premio a grupo de investigadores en adicciones

Elizabeth Martínez Izquierdo

 

 

Entusiasmo y alegrías comparten  los integrantes del Grupo de Investigaciones en el tema adicciones de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, al recibir la noticia que fueron galardonados con Premio Anual de la Crítica Científico-Técnica 2019, por el libro Prevención y atención de los trastornos adictivos.

Se trata de una obra en la que participaron como autores la mayoría de los especialistas del Comité Académico y del claustro de la Maestría en Prevención del Uso indebido de Drogas.

El éxito alcanzado favorece la labor desarrollada por un equipo de trabajo de la Editorial de Ciencias Médicas, la cual atesora las experiencias de los principales investigadores cubanos que abordan esta problemática de salud.

Concebido originalmente como texto básico para la formación de estudiantes de pregrado y posgrado, la obra propicia el   interés de diferentes públicos, entre los que se destacan jóvenes, familias, maestros y profesionales de la salud, así como de otras áreas de las ciencias.

También forma parte de la  contribución de los expertos a la implementación de la Estrategia Nacional, argumentada en el  enfrentamiento al consumo de drogas, fármacos y psicotrópicos del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y a la labor de la Comisión Nacional de Drogas.

Los autores dedican este triunfo  a su máximo inspirador, Dr. Jorge Gonzales Pérez, Director de Docencia Médica del sector  y fundador de CEDRO.

El Premio Anual de la Crítica Científico-Técnica, se otorga a los más importantes títulos de dicha temática, publicados por las casas editoriales del país durante el año en curso y es convocado por el Instituto Cubano del Libro, desde el Centro Cultural Dulce María Loynaz, mediante un Comité Gestor del premio, que tiene el objetivo de estimular  tanto la creación de los autores como el trabajo de las editoriales.

Participan estudiantes de ciencias médicas en el ejercicio Bastión universitario

Por Elizabeth Martínez Izquierdo

 

 

Estudiantes de las diferentes facultades de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, participaron recientemente en el  ejercicio Bastión Universitario, con la finalidad de actualizar las misiones  de las Milicias de Tropas Territoriales (MTT), para su preparación combativa desde tiempos de paz.

Junto a sus profesores, divididos en grupos y por áreas de interés, realizaron acciones de primeros auxilios, ubicación en el terreno,  prácticas de tiro, arme y desarme, así como lanzamiento de granadas.

Anelis González Montano, miembro del secretariado de la Federación de Estudiantes de la Universidad (FEU), en ciencias médicas,  enumeró las motivaciones  que tienen como futuro profesionales de la salud para defender las conquistas de la Revolución desde cualquier trinchera, a la vez que  Guillermo Meriño Negronis, alumno de Radiología daba lectura  al Juramento de los muchachos de nueva incorporación a las (MTT), quienes  dedicaron el entrenamiento a los aniversarios 148 del fusilamiento de los ocho estudiantes de medicina y tercero de la desaparición física del Líder de la Revolución cubana Fidel  castro Ruz.

El adiestramiento de los jóvenes sirvió además, para festejar el cumpleaños  97 de la (FEU) y la Jornada de homenaje al Trabajador de la Salud.

El compañero Pedro Ross Leal de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, pronunció las palabras centrales de esta ceremonia, quien destacó el ejemplo de los jóvenes que ofrendaron sus vidas por la emancipación de la Patria, sobre el legado de Fidel en las luchas y victorias alcanzadas que permiten a esta juventud, formarse como integrantes del ejército de batas blancas.

Con el trabajo desarrollado en la etapa de preparación  militar, los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, ratificaron que  la defensa de la Patria socialista es el primer deber y la principal misión de cada joven revolucionario.

Experiencias de un médico cubano en la escuela latinoamericana de medicina

Por Elizabeth Martínez izquierdo

 

 

La Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), inicia las actividades festivas  por el Aniversario XX  de su fundación, años de intenso bregar, compromisos y preparación docente para los educandos, rememora el Dr. Ulises Periles Gordillo, especialista en el Instituto Nacional de Gastroenterología, en La Habana y jefe del servicio de endoscopia y fisiología digestiva.

Sus anécdotas  se remontan a las primeras promociones  de la (ELAM), como Médico Genera Integral. “Tuve la oportunidad de recibir a los primeros grupos de estudiantes procedentes de otras latitudes del mundo”.

“Eran jóvenes humildes que llegaban a Cuba desde zonas de muy difícil acceso y sitios apartados en la geografía de su nación, para aprender medicina”.

Recuerda el especialista que muchos discípulos  se graduaron, otros no,  porque esta labor requiere dedicación, esfuerzos y mucha perseverancia, no solo son seis años de carrera, es para toda la vida, afirmó.

Puntualiza que los alumnos de la (ELAM), se han nutrido de la medicina cubana en constante transformación y progreso  durante dos décadas de existencia, han aprendido el contenido de las  normas internacionales, el estudio de diferentes módulos y especialidades que forman parte del desarrollo pedagógico de los futuros médicos, entre otras materias destinadas al comportamiento ético, humanista y solidario que caracteriza a esta sensible profesión, así como lograr dar  respuestas a las situaciones sanitarias que están presentes en los países de donde provienen y ejercerán sus funciones.

Dijo que esta gigantesca luz llamada medicina cubana, alumbra los lugares más oscuros del planeta donde no existen médicos, como un rayo de esperanza para lograr salud para todos.

Veinte años han trascurrido desde el 15 de noviembre de 1999, fecha en la cual el centro fue  inaugurado por el Líder de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, a propósito de celebrarse en la capital, la IX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. Institución que está consagrado al más noble y humano de los oficios, salvar vidas y preservar la salud.

Más de 28 mil galenos de 105 países han recibido sus títulos y hoy cientos de ellos se capacitan en distintas especialidades, además de practicar la medicina general integral con muy buenos resultados en las acciones que realizan.

La (ELAM) como proyecto científico-pedagógico  constituye en sí mismo una historia de confraternidad entre Cuba y países de diferentes latitudes del orbe, con el compromiso de continuar la formación de profesionales de la salud para contribuir a  la unidad e integración de los pueblos del mundo.