Archivo de la etiqueta: mortalidad.

Logra el 26 de Julio resultados satisfactorios en diferentes indicadores de la salud

Por Elizabeth Martínez izquierdo.

indice-playaLuego de un intenso  bregar  por parte de médicos y enfermeras del policlínico  26 de Julio en el municipio Playa, logran   una tasa de cero por cada mil nacidos vivos al cierre del 2016, resultados que se alcanzan desde el 2014, explicó la doctora Marta  Sanchibryan  Cena, directora del policlínico.

Un equipo de profesores capacitados en el tema ha hecho posible mantener los parámetros del  Programa Materno Infantil a pesar de las diversas situaciones difíciles con cuatro embarazos gemelares en un mismo periodo.  Actualmente los bebés gozan de excelente salud, así como las madres.

La prontitud de  ingresos de las gestantes en el hogar materno de la localidad,  para   prevenir riesgos asociados al propio embarazo, hizo posible  corregir las enfermedades y un término feliz.

En la temática epidemiológica el área de salud  cierra  el 2016  en condiciones favorables,  a pesar de las dificultades con afecciones  como el Dengue y el Chikungunya. En este aspecto se logró controlar la situación y hoy no existe trasmisión de esos padecimientos en la demarcación.

Para obtener estos resultados se trabajó de conjunto con el equipo básico de salud, las organizaciones de masas, los dirigentes del gobierno territorial, operarios de vectores y la población en general   y ahí están los resultados.

El policlínico 26 de Julio transitó recientemente por un  proceso de mantenimientos  con la finalidad de embellecer el inmueble y propiciar  un ambiente de calidad en los servicios que brinda.

La institución  mantiene un plan de reparaciones y mantenimientos constructivos  en los consultorios del médico de la familia con la ayuda de la propia población  y esto permite que los  predios se mantengan  limpios y  organizados  con el propósito de que la población reciba servicios de calidad.

Logra La Habana resultados favorables en diversos indicadores

Por Elizabeth Martínez izquierdo

índice uno recienEntre los mejores resultados obtenidos en la atención primaria de salud del año 2015, se destaca el indicador de la tasa de mortalidad infantil que por ocho años consecutivos estuvo por debajo de cinco por cada mil nacidos vivos en cuanto al país y de la capital por debajo de 4.
Esta realidad ratifica a Cuba entre las primeras 20 naciones del mundo con tales logros y al frente de la Región de las Américas e incluido Canadá y Estados Unidos.
Los profesionales de la atención primaria de salud respaldados por el Programa Nacional del Médico y la Enfermera de la familia, contribuyen a mantener y elevar los indicadores sanitarios de las 82 áreas de salud de la capital.
Este modelo ha mantenido las ideas iniciales comunitarias el dinamismo, la voluntad política del gobierno y el internacionalismo, lo cual ha hecho posible lograr salud para todos en más de 60 países del mundo.
Los galenos cubanos que con su labor incondicional hacen posible con el esfuerzo cotidiano -a pesar de las carencias- una realidad palpable, mejorar los indicadores en diferentes programas lográndose resultados comparables con los de las naciones desarrolladas.
En policlínicos y consultorios habaneros se resuelven el 70 por ciento de los problemas que suelen presentarse en la atención primaria de salud, gracias a los diferentes servicios que se brindan y la profesionalidad de los médicos.

La mayor de las Antillas cuenta ya con más 40 mil especialistas en Medicina General Integral, lo que ha favorecido el trabajo con las embarazadas, adolescentes, infantes y la población de la tercera edad, fundamentalmente con el Programa Nacional del Adulto Mayor, dada la característica del envejecimiento poblacional del país.

índice foto dos recien
La atención primaria de salud seguirá siendo un baluarte indestructible que contribuye a mejorar la calidad de vida de la población y mantener los indicadores de salud que nos distinguen en el mundo, causa principal por la que algunos países quieren desarrollar este modelo de atención.

Prevenir, clave para la afección del cáncer

160_F_59992349_KpIeJJFVoP9B1aLCvwoMbRGC6BpYWuxg

Por Elizabeth Martínez Izquierdo

El cáncer es una de las enfermedades con mayor índice de mortalidad en la capital cubana. En la actualidad ocupa los primeros lugares junto a las afecciones cardiovasculares.

Es una enfermedad multifactorial, cuyo proceso es complejo y prolongado. Se caracteriza por el crecimiento y multiplicación sin control de células anormales, bajo el efecto de factores internos como hormonas, el estado de inmunidad,  la historia genética familiar, así como  por la influencia de factores externos como sustancias químicas, radiaciones y virus.

En condiciones normales, el proceso de división celular se encuentra bajo control. Las células que mueren son sustituidas por nuevas; sin embargo, el proceso de carcinogénesis se inicia cuando agentes externos producen alteraciones irreversibles en la información genética de las células, al convertir genes normales de un individuo en los llamados oncogenes, responsables de inducir un cáncer.  A este proceso se ha denominado iniciación tumoral.

Posteriormente algunos factores medioambientales hacen que estas células con información genética alterada se desarrollen y multipliquen, fase conocida como promoción tumoral. El  tumor, convertido en   maligno, puede invadir tejidos adyacentes o diseminarse mediante la sangre hacia otros órganos. Estas localizaciones secundarias del cáncer reciben el nombre de metástasis.

Durante muchos años la ciencia cubana ha trabajado arduamente para vencer terapéuticamente  la batalla contra  el cáncer; sin embargo, prevenir esta dolencia puede ser la  que permita ganarle la partida.

Vivir compartiendo estilos de vida más sanos en los que se incluyan buenos hábitos alimentarios, ejercicios físicos y otras acciones para evitar la contaminación ambiental, constituyen la clave para evitar esta enfermedad.

El efecto que puede ejercer la dieta sobre la salud y en particular sobre el cáncer es un aspecto que se viene estudiando desde décadas,  hoy confirmado por especialistas en el tema.

La comida chatarra contribuye a la aparición de  diversas enfermedades.Los hábitos alimentarios están asociados a diversas afecciones.

En los cubanos y las cubanas  los hábitos alimentarios están relacionados con la diversidad de culturas, identidad de cada pueblo, estructuras sociales, religiosas, preceptos y tradiciones, elaboradas a lo largo de la historia.

Algunos  alimentos  aparecen   como un factor de riesgo para el cáncer, enfermedades digestivas, aumento del  colesterol  y triglicéridos entre otras enfermedades.

Bajo el consumo normal  de unos y la  ausencia de otros,  se garantizan de forma general una dieta sana y equilibrada para prevenir afecciones.

índice

La clave de esta dieta es el consumo diario de legumbres, arroz, poca carne y dulce, muchas verduras,  bajo contenido de grasas y abundante fibra.

La dieta occidental tiene hábitos alimentarios que constituyen fuertes factores de riesgo, como el elevado consumo de grasa  “alimentos chatarra” y carne roja o procesada.

Por esta razón se ha descrito que la cultura occidental tiene un mayor riesgo de padecer cáncer de colon.

Según investigaciones de los expertos  en alimentos, en esta dieta existe una mayor tendencia de las mujeres a sufrir cáncer de mama, la cual se  relaciona con el elevado contenido en grasas, de azúcares y harinas refinadas, así como  comidas rápidas.

La presencia de edulcorantes y  productos con un alto contenido calórico,  conllevan a una tasa elevada de sobrepeso y obesidad.

índice imagen 34

El consumo de frutas, vegetales y legumbres pudiera ser una dieta constante en la mesa de los cubanos y las cubanas.

Esta forma de alimentación  ha demostrado menos enfermedades relacionadas con el cáncer  y  del sistema digestivo, por solo citar algunos ejemplos, menos obesidad y mejor calidad de vida.